Así como durante tu embarazo visitaste al médico para las consultas prenatales, es necesario que periódicamente asistas con tu bebé a los controles de crecimiento y desarrollo.

En estas visitas al médico, podrá determinarse si la evolución del bebé va de acuerdo a lo esperado, si presenta algún signo de alarma o dificultades en su desarrollo, con el fin de iniciar los tratamientos adecuados.

Por lo general en estas consultas se evalúa:

  • Estado físico general.
  • Desarrollo de la motricidad gruesa: es decir los cambios en la posición del cuerpo, la facilidad de sus movimientos y la capacidad de mantener el equilibrio.
  • Lenguaje.
  • Desarrollo social.

Estos controles deben hacerse desde el nacimiento del bebé. Te recomendamos consultar en el  centro de salud o en tu entidad prestadora de salud, cómo ingresar al bebé a estos controles.

Detectar alguna enfermedad a tiempo evitará riesgos mayores en tu hijo.  Aprovecha estas consultas para resolver las dudas que puedas tener con el médico, él te orientará de acuerdo a las necesidades del bebé.