Inicio » Noticias » Neiva Ya Registra Tres Quemados Con Pólvora

La nueva víctima es otro menor de edad. El llamado es a evitar el uso de estos explosivos. Caso se había presentado hace 14 días, sin ser reportado.

A pesar de la prohibición del uso de pólvora por parte de la Alcaldía de Neiva, la comunidad sigue utilizando fuegos artificiales sin ningún tipo de responsabilidad, poniendo en riesgo la integridad de los niños, niñas, adolescentes, mujeres, hombres y adultos mayores.

Hasta el 21 de diciembre el municipio registra tres personas quemadas con pólvora. Los primeros dos casos fueron de una menor de 12 años y joven de 20 años, ambos de la comunas 10, quienes se quemaron con fuego pirotécnico denominado tote.

El nuevo caso registrado en el municipio es un menor de 10 años, residente del barrio Las Palmas, Comuna 10, quien se quemó el pasado 7 de diciembre con un torpedo, pero no acudió al servicio hospitalario, por lo que no se mira en el registro epidemiológico.

“La fecha del menor quemado fue el 7 de diciembre, sin embargo, al no ingresar a la ESE Carmen Emilia Ospina, ni ser atendido por el servicio hospitalario, no había aparecido en el registro. La búsqueda se realizó a través de un rumor y en efecto la Policía Nacional lo encuentra y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, después de notificación, nosotros adelantamos la investigación epidemiológica de campo, donde efectivamente se conocieron los hechos”, desarrollado Julio Valderrama, epidemiólogo de la Secretaría de Salud de Neiva.

Desde esta dependencia se han realizado todas las investigaciones epidemiológicas de campo para cada caso y junto con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, se trabaja en el seguimiento a los menores de edad.

Es importante resaltar que las personas que han resultado quemadas por pólvora en esta temporada decembrina ya se encuentran recuperadas.

Por otro lado, el llamado reiterativo es a vivir está época en familia en paz, seguridad, autocuidado y sin pólvora, con el fin de proteger el entorno familiar, y así evitar congestionar tantos los servicios de salud como hospitalarios, para esto, es fundamental evitar el uso de pólvora, ya que pueden ocasionar lesiones graves.